sábado, 7 de abril de 2012

MICRORELATO

Te despiertas a las 7 de la mañana. Normal, ayer te acostaste pronto. Esta es la hora en que la ciudad está mediodormida-mediodespierta. Increiblemente, el gimnasio de enfrente está abierto, y hay un flujo no pequeño de deportistas que están entrando. Siempre has aborrecido el deporte.

La música, siempre la música, es necesaria para empezar el día con buen pie, lo cual no siempre significa música alegre, sino música que sintonice con el momento.

Piensas en Keith Jarret, pero necesitas algo más fuerte, necesitas un Blues, un Blues antiguo, un blues femenino. Así que vas a la caja de 5 CDs de Ma Rainey y eliges uno al azar, todos son excepcionales. Sí, esa es la música para empezar el hoy.

Enciendes el ordenador para ver cuantas visitas tuviste ayer, y echar un vistazo a las noticias. Gary Moore ha muerto. Thin Lizzy han muerto por segunda vez. Te caen las lágrimas, Ma Rainey ya no tiene sentido, apagas el reproductor. Te llama tu madre para decirte que un tal Gary, músico de Blues, ha muerto en Andalucia. Le dices que ya lo sabías y cuelgas.

Necesitas un abrazo y no tienes quién te lo dé, hace años que no recibes un abrazo. Dicen que son nesarios 8 abrazos al día para ser feliz, eso explicaría porqué llevas tantos años vegetando.

Hoy te vas a emborrachar, ya no aguantas más, tu puta vida es una mierda, y Gary ha muerto.

A las 9 de la mañana, cuando la gente normal está tomando su cafecito, tu ya llevas encima dos White Label. Recorres todos los bares del barrio y compras dos litronas frías en el 24 horas para seguir bebiendo en casa oyendo a Gary Moore.

Después de las dos litronas vuelves a la calle. Está tu amigo Julián tocando la guitarra. Le cuentas lo de Gary, y te dedica Parisienne walkways. Te ve tan borracho y tambaleante que llama al 061. En tu mente sólo hay un pensamiento, morirte. No mueres porque ya estás muerto, esa mujer te mató hace 12 años.

5 comentarios:

  1. Bueno, ya veo que no os ha gustado. Es normal, hago esfuerzos por recuperar la creatividad perdida, pero 17 años de docenas de pastillajes diferentes dejan su huella...

    ResponderEliminar
  2. La primera vez que escuché Parisienne walkways fue al final de una fiesta en el patio de la Facultad, allá por el 93 o 95. Desde entonces tengo el Blues Alive de Gary en cinta de casette, casi rayada de tanto ponerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seas bellaca y dame tu opinión : es una mierda, verdad? No es autobiográfico, sólo lo del gimnasio y la muerte de Gary, la borrahera y la mujer que me mató son meras invenciones.

      Eliminar
  3. Tu estado de ánimo inevitablemente se ve reflejado en el blog, aunque se nota también tu esfuerzo por mejorar día a día. Sigue así, contamos contigo!
    Sobre Gary Moore, debo reconocer que hace años que no escucho ninguno de sus cds, pero sí que ha sido uno de los músicos clave que me enseñaron las puertas del blues. Sólo por eso le estaré eternamente agradecido.

    ResponderEliminar
  4. A mí me pillo a contrapie el 1er disco de Blues de Gary, pero me encantó, ya llevaba varios años picoteando Blues.

    ResponderEliminar