lunes, 9 de abril de 2012

OTRO MICRORELATO

El Blues hace arder tu interior . Y sin embargo no te queda más remedio que aferrarte a él. Como una roca, como una catarsis, como una redención. Su muerte repentina ha sido una cuchillada en el alma. Nunca pudiste imaginarte que alguien tan joven y cercano pudiera morir de esa forma. Te ha dejado un hueco tan grande en el corazón que crees haber perdido el sentido.

Intentas salir del pozo con recuerdos bonitos. Como cuando os juntabais en tu casa o en la suya y jugabais a los 'Bindford test' de Blues primitivo, pinchando alternativamente Bluesmen tras Bluesmenn que el otro debía de adivinar, siendo cada vez más cabrones y colocando en el reprodustor los hombres de Blues más raros que tuvieramos en nuestra discoteca. La verdad es que eramos unos pequeños expertos en Blues de preguerra. En la audición, como en el futbol, jugaba el de casa con ventaja. Tenía toda su discoteca para rebuscar en lo más desconocido, mientras que el otro sólo podía aspirar a traer una pequeña carga de LPs y CDs seleccionada con mimo de su discoteca,

Recuerdas los conciertos acompañados de un par de riquísimas cervezas artesanales.

No quieres recordarle a él, pero lo haces. Sabes que vas a pasar semanas enteras escuchando Blues del que os gustaba a los dos. Esto no es como cuando te deja una novia, de lo ocurrido va a costarte años olvidar.

Como cuando murió Eric Dolphy y su madre le entregó todos sus instrumentos a Coltrane, sé que sus padres querrán que me quede con su discoteca. Cada vez que escuche un disco suyo lo haré con cariño y tristeza. O quizás nunca pueda volver a escuchar Blues. No, no puedo, se lo debo como homenaje, aunque las manos se me llenen de llagas al coger el disco. Ahora escucho a Tommy Mc Clennan. Este nunca entró en las escuchas a ciegas, era el favorito de los dos.

Se ha ido, se lo han llevado, y soy un huerfano cuyas lágrimas nadie ve porque lloro en la lluvia.

4 comentarios:

  1. altamente sugerente este relato de blues ardiente...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Manu !! La música es mi vida, pero escribir mi vocación. Lo que pasa es que nunca he tenido suficientes períodos de estabilidad para ejercerlo. A ver si esta es la definitiva...La verdad es que, a diferencia del de ayer, este creo que ha quedado chulo...A ver si cuando supere la convalecencia me pongo una disciplina de escribir todos los días, salga mejor o peor.

    Un abrazo

    Mario

    ResponderEliminar
  3. Esta vez no voy a ser tan bellaca ja, ja ( me hizo mucha gracia tu comentario) y si te voy a dar mi opinión, aunque ni importe demasiado cual sea, ni sea una experta en nada: Mucho mejor que el anterior, comienzo muy bueno, bonita historia de amistad y muy bien reflejado el dolor del vacío por la pérdida de alguien especial . Me encantó eso de que sus lágrimas nadie las ve porque llora en la lluvia.
    Besos........bellacos???????.

    ResponderEliminar
  4. Dinah, viniendo de tí acepto cualquier tipo de besos ;-))

    ResponderEliminar